miércoles 01 febrero 2023

¿Tienes que trabajar en la cubierta de un edificio? Todo lo que necesitas saber

 

¿Sabías que las caídas desde cubiertas de edificios son una de las principales fuentes de accidentes graves y mortales en nuestro país?

Los datos de accidentes laborales siempre son muy funestos, pero tienen un pequeño punto positivo: nos permiten identificar cuáles son aquellas actividades que presentan más problemas de siniestralidad y así atacarlos.

Por este mismo motivo, si sabemos que las caídas desde cubiertas ocupan un título distinguido en este penoso ranking, a nosotros, como empresa de prevención de riesgos, nos toca ponernos manos a la obra.

En este artículo, hablaremos de cómo prevenir los principales riesgos en trabajos en cubiertas y os daremos las herramientas necesarias para que no os veáis afectados por estas estadísticas.

Ante todo, y antes de entrar en el tema, haremos un inciso muy importante:

La prevención de riesgos laborales es cosa de todos, y todas las personas que estén relacionadas con llevar a cabo trabajos en una cubierta deben ayudar a identificar y controlar situaciones de riesgo para evitar accidentes por caídas. 

Nos referimos aquí a que es indiferente si hablamos del personal de la obra, residentes del edificio, trabajadores de empresas externas o cualquier individuo que pueda tener conocimiento de causa.

 

PROCEDIMIENTOS DE TRABAJO E INDICACIONES PARA PREVENIR RIESGOS

Trabajos preliminares

Antes de empezar, es imperativo investigar el terreno, es decir, es clave tener claros aspectos como:

  • Cómo se accede al puesto de trabajo.
  • Si hay protecciones para utilizar cinturones de seguridad.
  • Si hay alguna instalación en la cubierta que pueda crear alguna situación de riesgo (antenas, pararrayos…). En el caso de que la hubiera, debéis aseguraros de haber recibido las indicaciones necesarias y adoptar medidas preventivas.
  • Conocer cuál el peso máximo que puede soportar la cubierta y si existen zonas frágiles a las que no se pueda acceder, como placas de fibrocemento.
  • Si hay otras personas que estarán en el mismo puesto de trabajo para poderos coordinar.
  • En caso de emergencia, saber qué debes hacer.
  • Tener claro quién es la persona responsable y supervisora del centro de trabajo.

Si no tenéis claros alguno de estos puntos o los desconocéis, no subáis a la cubierta hasta tener certeza de ello. Ninguna otra respuesta es negociable.

Riesgos laborales trabajos en cubiertas

OTROS PUNTOS A TENER EN CUENTA

Ahora que ya conocéis perfectamente las características de vuestro puesto de trabajo, iremos un poco más allá y hablaremos de las consideraciones a tener presentes cuando estéis arriba:

1. Procedimiento establecido

Antes de iniciar cualquier proyecto, es deber del empresario informar al trabajador de todos los riesgos de su puesto de trabajo en concreto y ponerlo al corriente de todas las medidas preventivas.

2. Protecciones necesarias y en condiciones

No iniciéis el trabajo sin tener presente cuál es el procedimiento. Si no lo tenéis claro, aseguraros ante todo de repasarlo y de disponer de todas las protecciones necesarias y en buen estado.

3. Acceso seguro a la cubierta

La empresa debe garantizarte un acceso seguro a la zona de trabajo y debe ser el único que debe utilizarse. En caso de dudas o sospechas que pongan en peligro vuestra integridad, avisad de inmediato a la persona responsable de la obra.

4. Protegerse contra las caídas en altura

Utilizad la protección colectiva o el equipo de protección individual, aseguraos de que en todo momento se está protegido y no os acerquéis al margen de la cubierta ni piséis zonas a las que no está previsto acceder o puedan ser frágiles, como claraboyas, agujeros, placas…

5. No trabajar en malas condiciones meteorológicas

Si hablamos del mal tiempo, ya sea lluvia, viento, nieve u otros…, estamos ante factores que pueden alterar la seguridad en una cubierta y causar una situación de riesgo.

En tal caso, abandonad el puesto de trabajo, avisad al responsable y haced uso de las medidas preventivas. Una retirada a tiempo es una victoria.

6. Incidencias no previstas

Siempre puede aparecer alguna circunstancia imprevista que suponga algún peligro, indistintamente que tenga que ver con equipos de trabajo, instalaciones, salud, meteorología, etc. En estos casos, se debe contactar de inmediato con el responsable o supervisor de la obra.

 

Recordad que lo importante siempre es bajar con vida.

 

Estas son algunas de las consideraciones básicas a la hora de afrontar de forma segura un trabajo en cubierta. Para hacer esta lectura más amena y amigable, solo hemos tocado estos puntos de forma muy superficial.

Si tenéis en mente algún tipo de trabajo en cubiertas y necesitáis asesoramiento o ayuda para crear un plan de seguridad y salud, estamos aquí para ayudaros.

Somos vuestros especialistas en prevención de riesgos laborales

Habla con un experto en prevención